Focaccia de aceitunas y tomatitos

11.06.2018

Seguimos en busca de #elpanperfectoy en este tercer reto Marga nos propuso hornear una foccacia, y cuando vi la receta de Juanan Sempe con esa pinta tan estupenda y tan bien explicada en su blog Cuuking! no pude buscar más, tenía que ser esa la recetita.

En un cuenco incorporamos el agua templada, el aceite, el azúcar y la levadura desmenuzada y removemos hasta que se disuelva.

Añadimos harina poco a poco y vamos integrando los ingredientes de la masa, mientras mezclamos con una cuchara.

Cuando llevemos la mitad de harina, incorporamos la sal y seguimos añadiendo harina hasta que nos cueste mezclar con la cuchara.  Llegado este momento, enharinaremos la mesa de trabajo y empezaremos a amasar con las manos, y seguiremos añadiendo harina mientras amasamos hasta que la masa deje de pegarse a la mesa y a las manos, no tenemos que utilizar toda la harina, solo la que necesite la masa, yo estuve unos doce minutos amasando aproximadamente para que tengáis una referencia.

Hacemos una bola con la masa y la ponemos en un cuenco que cubriremos con un papel film y con un par de trapos de cocina hasta que doble su volumen, durante unos 90 minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo sacamos la masa del cuenco y la amasamos un poco.

Estiraremos la masa con un rodillo sobre un papel vegetal con un grosor de 1 cm o un poco más y lo incorporaremos en una bandeja de horno.

Hacemos unos surquitos en la superficie de la masa y pincelamos bien con aceite. Colocamos los tomatitos a mitades, las aceitunas, la sal rosa y el romero.

Dejamos reposar 30 minutos más, mientras que pre calentamos el horno a 250 grados.

Horneamos durante 10-12 minutos, hasta que esté un poco doradita y dejamos templar.

Nota: Antes de esta focaccia debo decir que preparé otra unos días antes, a la cual no me dio tiempo ni a hacerle foto, porque la comimos muy rápido de lo rica que estaba, en vez de tomatitos cherry, utilice tomates secos en aceite de oliva y a la hora de pincelar la superficie de la masa con aceite utilice el propio aceite de los tomates, y tengo que deciros que el sabor era más intenso que esta segunda.

Si te gustan estas recetitas puedes seguirme por facebook y Instagram

Ingredientes:

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 200 ml de agua templada 
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 15 gr de levadura de fresca de panadería ( 7 gr si es levadura seca)
  • Unos tomatitos cherry
  • Aceitunas verdes sin hueso
  • Una ramita de romero
  • Sal rosa

Elaboración:

En un cuenco incorporamos el agua templada, el aceite, el azúcar y la levadura desmenuzada y removemos hasta que se disuelva.

Añadimos harina poco a poco y vamos integrando los ingredientes de la masa, mientras mezclamos con una cuchara.

Cuando llevemos la mitad de harina, incorporamos la sal y seguimos añadiendo harina hasta que nos cueste mezclar con la cuchara.  Llegado este momento, enharinaremos la mesa de trabajo y empezaremos a amasar con las manos, y seguiremos añadiendo harina mientras amasamos hasta que la masa deje de pegarse a la mesa y a las manos, no tenemos que utilizar toda la harina, solo la que necesite la masa, yo estuve unos doce minutos amasando aproximadamente para que tengáis una referencia.

Hacemos una bola con la masa y la ponemos en un cuenco que cubriremos con un papel film y con un par de trapos de cocina hasta que doble su volumen, durante unos 90 minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo sacamos la masa del cuenco y la amasamos un poco.

Estiraremos la masa con un rodillo sobre un papel vegetal con un grosor de 1 cm o un poco más y lo incorporaremos en una bandeja de horno.

Hacemos unos surquitos en la superficie de la masa y pincelamos bien con aceite. Colocamos los tomatitos a mitades, las aceitunas, la sal rosa y el romero.

Dejamos reposar 30 minutos más, mientras que pre calentamos el horno a 250 grados.

Horneamos durante 10-12 minutos, hasta que esté un poco doradita y dejamos templar.

Nota: Antes de esta focaccia debo decir que preparé otra unos días antes, a la cual no me dio tiempo ni a hacerle foto, porque la comimos muy rápido de lo rica que estaba, en vez de tomatitos cherry, utilice tomates secos en aceite de oliva y a la hora de pincelar la superficie de la masa con aceite utilice el propio aceite de los tomates, y tengo que deciros que el sabor era más intenso que esta segunda.

Si te gustan estas recetitas puedes seguirme por facebook y Instagram